Estimados/as compañeros/as

Os adjuntamos la carta que, en cumplimiento de los acuerdos alcanzados en el Primer Congreso Interasociativo (10 y 11 de febrero, Albacete), hemos dirigido al Consejo General del Poder Judicial a fin que, desde nuestro órgano de gobierno, se modifique el reglamento de retribuciones variables y se arbitren los medios técnicos necesarios para que el cobro de la productividad no se haga depender de la declaración semestral, sino que sea el propio CGPJ quien haga las cuentas, permitiendo así, de un lado, que no tengamos que perder el tiempo en tareas meramente burocráticas y, de otro lado, que todos los compañeros que superen el 120% puedan cobrarla sin necesidad de estar rellenando casillas.

Se trata ésta de una importante demanda de la carrera, y confiamos que el CGPJ sea sensible a ella.

Asociación Profesional de la Magistratura

Asociación Judicial Francisco de Vitoria

Juezas y Jueces para la Democracia

Foro Judicial Independiente

 

 

 

 

EXCMO. PRESIDENTE DEL CONSEJO GENERAL DEL PODER JUDICIAL

Las asociaciones judiciales firmantes, en cumplimiento de los acuerdos alcanzados en el Primer Congreso Interasociativo celebrado en Albacete los días 10 y 11 del febrero, se dirigen al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a través de la persona que lo representa, su Presidente el Excmo. Sr. Don Carlos Lesmes Serrano, a fin solicitarle que proceda en atención a las siguientes consideraciones:

El artículo 4 del Reglamento 2/2018, para el cumplimiento de la Ley 15/2003, de 26 de mayo, reguladora del régimen retributivo de las Carreras Judicial y Fiscal, en lo relativo a las retribuciones variables por objetivos de los miembros de la Carrera Judicial (aprobado por Acuerdo de 29 de noviembre de 2018, del Pleno del Consejo General del Poder Judicial), establece un sistema a instancia de parte para la percepción de las retribuciones variables (sistema de autoliquidación) que, además de obligar a los miembros de la Carrera Judicial a estar contabilizando las resoluciones judiciales, penaliza con el impago de aquéllas retribuciones a quienes no presenten tal declaración, al incluírseles en el grupo de jueces/as y magistrados/as que no superan el 120 % del objetivo de rendimiento, aunque realmente lo superen.

Sin perjuicio de las repercusiones que en distintos ámbitos tienen la superación del 100%, particularmente para la salud laboral, este sistema entraña una laboriosa tarea de contabilización y de recopilación de información totalmente ajena a la labor de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado que es la que propiamente corresponde a los miembros de la Carrera Judicial tratándose de una labor burocrática que debería estar residenciada, con carácter principal, en el órgano al que constitucional y legalmente compete la determinación de los objetivos de rendimiento correspondientes a los destinos de la Carrera Judicial y el procedimiento de certificación de su cumplimiento por parte de Jueces/as y Magistrados/as, el CGPJ.

Como bien conoce el CGPJ, la mayor parte de órganos judiciales están notablemente sobrecargados, por lo que esta labor netamente administrativa supone una carga adicional a la propia función jurisdiccional, pues muchas personas ponderan liberarse de aquéllas tareas, dada la carga de trabajo que soportan, y no confeccionan los formularios de rendimiento; quedando así privadas, precisamente en aras a su dedicación profesional e institucional -y pese a superar el correspondiente módulo de rendimiento-, de parte de los emolumentos que les habrían de corresponder en Derecho, en atención a la dignidad de su Función y en garantía de su independencia (art. 402 de la LOPJ 6/1985).

Las resoluciones judiciales, todas, son públicas, y están subidas a los correspondientes sistemas informáticos y de gestión procesal, por lo que la labor de recopilación de su número y clase debería ser casi automática. En otro caso, el CGPJ habría de implementar y habilitar los medios técnicos, aplicaciones y soportes electrónicos precisos para que esta labor se realice informáticamente.

Por todo ello, las asociaciones abajo firmantes solicitamos la modificación del citado art. 4 del Reglamento 2/2018, y ello a fin de que sea innecesaria la labor de autoliquidación alguna, siendo la unidad correspondiente del CGPJ la que presente un borrador de liquidación de sus retribuciones variables, borrador que el Juez podrá confirmar o modificar según sus propios cálculos; entendiéndose que el silencio ante el mismo es confirmación del borrador.

De este modo, se conseguiría descargar a los integrantes de la Carrera Judicial de unas laboriosas tareas administrativas que no les son propias, y propiciaría una mejora de la equidad del sistema retributivo que debe ser expresivo de la dedicación y responsabilidad en el desempeño de las funciones jurisdiccionales; asegurándose que los Jueces y Magistrados que superen el 120 por ciento del objetivo de rendimiento, y que ahora prefieren liberarse de aquellas tareas en atención a la mayor dedicación y eficacia de sus obligaciones profesionales en el ejercicio de su función, perciben las retribuciones variables que les corresponden conforme a su rendimiento individual acreditado, tal y como previene la Ley 15/2003, de 26 de mayo.

Madrid, 25 de mayo de 2022

Atentamente,

Asociación Profesional de la Magistratura

Juezas y Jueces para la Democracia

Asociación Judicial Francisco de Vitoria

Foro Judicial Independiente