El pasado 20 de abril el Comisario de Justicia de la UE, Didier Reynders, tras celebrar la retirada de la reforma de la LOPJ que preveía rebajar la mayoría necesaria para la designación de los Vocales del CGPJ, manifestó que dicha noticia no era suficiente ya que urgían reformas estructurales para que al menos el 50% de los miembros de dicho órgano fueran elegidos por los jueces. En el día de ayer, y en rueda de prensa, nuevamente, el Sr. Reynders insistió en la necesidad de reformar el sistema de elección, que es la postura que ha mantenido esta asociación desde hace años. Desde Foro Judicial Independiente deseamos, por supuesto, que el Consejo se renueve, pero antes que se reforme el sistema de elección de Vocales.
Y bien, el efecto que aquellas declaraciones produjeron en las personas que debieran ser las encargadas de liderar el cambio exigido desde las instituciones europeas, ha sido nulo. La indiferencia con la que ha reaccionado el Sr. Campo, ministro de Justicia, resulta tan dolorosa como elocuente: Y es que, sean cuales fueren los estándares europeos anticorrupción, con la posibilidad real de influir en la composición de los Tribunales de Justicia “no se juega”.
No pasa desapercibido para nosotros que quienes invocan una y otra vez la Constitución y el deber de renovar nuestro órgano de Gobierno, omiten de manera flagrante que la renovación que reclaman se viene produciendo desde 1986 quebrantando la doctrina que el Tribunal Constitucional fijó en su sentencia 108/86, en donde expresamente proscribía el reparto partidista.
No queremos finalizar estas líneas sin realizar un llamamiento a aquella parte de la judicatura que contribuye decisivamente a que este triste espectáculo sea posible. Porque esta manera de proceder no sería posible sin “actores jueces” que se presten al juego. Solo el Excmo. Presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo -una vez se divulgó el tristemente célebre WhatsApp del senador Sr. Cosidó-, renunció a ser elegido nuevo Presidente del CGPJ. Y únicamente uno de los candidatos que se postulaban al CGPJ le imitó en el gesto.
Sería deseable que los 51 candidatos jueces que aspiran a ser designados por los políticos Sres. Campo (PSOE) y López (PP) Vocales del CGPJ, retiren sus candidaturas de manera que quienes acostumbran a repartirse los jueces del CGPJ no tengan más remedio que acometer las reformas estructurales que cada vez con mayor vehemencia e insistencia nos piden desde Europa. Ayer, la última vez. La Justicia ni se ha detenido estos dos años y medio, ni se detendrá en lo sucesivo. La empresa bien merece una respuesta a la altura del desafío.
La ejemplaridad, excelencia y compromiso con el Estado de Derecho y la independencia judicial, debería empezar por la Carrera Judicial en su conjunto. Estamos seguros de que es lo que la sociedad espera de nosotros.
#ReformarParaRenovar.
La Comisión Gestora de Foro Judicial Independiente.
Madrid, 1 de julio de 2021.