Como reiteradamente ha puesto de manifiesto la Organización de Naciones Unidas, la independencia del poder judicial es un componente esencial del Estado de derecho y se
justifica por la necesidad de que los jueces puedan ejercer su función de guardianes de los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas. Constituye, por ello, uno de los pilares básicos de toda democracia.
Todas las instituciones deben respetar y acatar la independencia judicial, así como adoptar las medidas apropiadas para que los jueces puedan resolver los asuntos con imparcialidad y sin influencias, presiones o intromisiones indebidas. En este sentido se ha manifestado el Comité Consultivo de Jueces Europeos, tal como se recoge en la Carta Magna de los jueces (2010), la Carta Europea sobre el Estatuto de los Jueces (1998) y la Recomendación CM/Rec
(2010) 12 del Comité de Ministros del Consejo de Europa.
En el caso concreto de la condena de la Jueza venezolana María Lourdes Afiuni, no solo nos
encontramos ante una manifiesta intromisión en la independencia judicial sino ante una flagrante violación de los derechos humanos. Así lo ha puesto de manifiesto el relator especial para la Independencia de Magistrados/as y Abogados/as de las Naciones Unidas, que señaló que la nueva condena a la jueza venezolana María Lourdes Afiuni por un presunto delito de “corrupción espiritual” es un caso de represalia política contra ella. No podemos
olvidar que la propia Comisión interamericana de derechos humanos dictó medidas cautelares de protección urgente a favor de ella en 11 de enero de 2010.
Ante la gravedad de los hechos las cuatro asociaciones judiciales españolas condenamos firmemente todas estas actuaciones. Nos adherimos al comunicado efectuado por la Federación Latinoamericana de Magistrados/as (FLAM) y al informe emitido por la Red
Latinoamericana de Jueces/zas (REDLAJ) y solicitamos:
A los miembros del Poder Judicial Venezolano el respeto a los derechos que asisten a la
Jueza María Lourdes Afiuni, en especial el derecho a un juicio justo con todas las garantías y el cumplimiento de los principios básicos de todo Estado de derecho.
En Madrid a 29 de marzo de 2019
Asociación Profesional de la Magistratura
Asociación Judicial Francisco de Vitoria
Juezas y Jueces Para la Democracia
Foro Judicial Independiente