El  pasado mes de marzo el Consejo General del Poder Judicial dio traslado a las asociaciones judiciales de un nuevo proyecto de reglamento de retribuciones variables de la carrera judicial, confiriendo trámite de informe. Os adjuntamos el informe que ha presentado Foro Judicial Independiente y os informamos de los perjuicios que supondrá para la ciudadanía y para la carrera judicial la aprobación de este proyecto.

La Ley 15/2003, de 28 de mayo, reguladora del régimen retributivo de las carreras Judicial y Fiscal, instauró en sus artículos 7 a 9 un sistema productivista de incentivos para suplir las deficiencias de la administración de justicia. Nos sorprende el CGPJ con una mueva propuesta cuyo planteamiento es idéntico al del Reglamento 2/2003, del CGPJ, que ya fue anulado por el Tribunal Supremo en sentencias de 3 de marzo de 2006.

De nuevo, el CGPJ se pone de parte del poder político y en lugar de reclamar la creación de las plazas judiciales necesarias para hacer frente a la litigiosidad real de este país, apoya la pretensión del Ministerio de Justicia. Este proyecto de reglamento de retribuciones variables empuja a quienes integramos la carrera judicial a trabajar al 120% de nuestra capacidad de trabajo razonable a cambio de retribuirnos un máximo de un 10% más. La intención de esta propuesta no es la defensa de la calidad de la justicia, sino la de ahorrar gasto público, de tal forma que con cinco jueces que trabajen al 120% se ahorra una nueva plaza judicial con un coste total de un máximo del 50% de la misma.

Toda la propuesta se basa en medir los tiempos medios que tarda un juez en resolver los asuntos de su juzgado. Como el proyecto presentado por el CGPJ no busca la calidad del sistema judicial, sino que los jueces pongan más sentencias. La valoración de los asuntos es del todo insuficiente, afectando especialmente a colectivos más desfavorecidos. Será el CGPJ el que tenga que explicar a la opinión pública por qué considera que una orden de protección pedida por una mujer víctima de un presunto delito de violencia de género tiene que tramitarse en 45 minutos; en este tiempo el juez, como mínimo, tiene que oír en declaración a la víctima, al investigado, celebrar la preceptiva comparecencia y dictar el auto correspondiente. Igualmente le corresponde al CGPJ explicar por qué considera que en unas medidas provisionales en ámbito del derecho de familia el juez sólo tiene una hora y quince minutos para celebrar la vista y poner una resolución donde se está ventilando el futuro personal y patrimonial de una familia rota. O explicar a la ciudadanía que un juez de lo penal tiene sólo  cuatro horas y cuarenta  y cinco minutos para celebrar el juicio y poner la sentencia en un delito contra la libertad sexual.

A lo largo de todo el proyecto se observa que el afán productivista del CGPJ afecta especialmente a colectivos más necesitados de protección. Aquellas situaciones que actualmente requieren más y mejor respuesta judicial aumentan la litigiosidad de los juzgados y puesto que el número de reclamantes de justicia es elevado, la solución ha pasado por reducir hasta el ridículo el tiempo de respuesta judicial.

Pero el perjuicio no sólo afecta a la ciudadanía. Con el sistema propuesto se quieren que quienes integramos la carrera judicial realicemos 300 horas extras gratis al año, las que van del 100% al 119% de actividad.

Actualmente esta partida de retribuciones variables está siendo repartida en tres tramos, de manera que todos los que integramos la carrera judicial percibimos este complemento, si bien aquellos que están en el tramo inferior perciben menos cantidad y los que están en el superior, la mayor. Con la nueva propuesta un alto porcentaje (que no alcanzarán el 120%) se quedarán sin percibir nada. Así, la mayoría de la carrera, no sólo no cobrará más, sino que cobrará menos de aprobarse este proyecto.

Las retribuciones variables, en la concepción presentada por el CGPJ, afectan a la salud y la imparcialidad del juez, prostituyen su actividad jurisdiccional y perjudican la calidad de la justicia.

Foro Judicial Independiente no se opone a percibir este complemento de retribuciones variables, pero considera que para su cálculo se deben de tener en cuenta otros parámetros distintos al número de resoluciones a dictar. Reclamamos que el Ministerio de Justicia cumpla la Ley y abone el máximo previsto del 5% de las retribuciones por objetivos, también para el 2017 aún pendiente de pago,  y no aceptará ninguna propuesta que parta de la pérdida de la capacidad retributiva para ni un solo juez o que incentive un mal entendido productivismo en defecto de la calidad de la justicia.

Junto al borrador de nuestro informe, la posición de FJI en estas materias y los trabajos que hemos elaborado podéis consultarlos en nuestra página web en el siguiente enlace:

https://www.forojudicialindependiente.es/wp-content/uploads/2018/05/INFORME-FJI-PROYECTO-DE-REGLAMENTO-DE-RETIBUCIONES-VARIABLES-2018.05.10-1.pdf

https://www.forojudicialindependiente.es/2016/10/04/propuesta-sobre-retribuciones-de-fji-resumen/

 

En Madrid, a  24 de mayo de 2018.