A la vista del resultado de la reunión de ayer con el Ministerio de Justicia, reunión a la que acudieron las seis asociaciones de Jueces y fiscales (AJFV no asistió) queremos poner de manifiesto:

1.      Nuestro profundo respeto a la unidad interasociativa desde donde, hasta ahora, se está acordando los pasos a seguir en las negociaciones con el Ministerio de Justicia. La unidad de la carrera judicial para FJI no es una estrategia sino una vocación y un mandato estatutario.

2.      Foro Judicial Independiente está cumpliendo escrupulosamente con los plazos acordados en el seno de dicha unidad, especialmente el plazo de 20 días acordado en el requerimiento efectuado por las siete asociaciones de Jueces y Fiscales al Ministerio de Justicia y a Hacienda a fin de convocar legalmente la mesa de retribuciones. Este plazo finaliza el próximo 28 de febrero del año en curso siendo partir de este momento cuando entendemos que procede el comienzo de las movilizaciones, incluida la huelga.

3.      Foro Judicial Independiente ha elaborado un calendario de movilizaciones que incluye varios días de huelga y, finalmente, una huelga indefinida, y lo ha entregado al resto de las asociaciones para su discusión y aprobación. En el citado calendario se establecen las medidas  escalonadas a adoptar y los plazos de cumplimiento de las mismas. Estamos esperando respuesta del resto de las asociaciones.

4.      Nuestra postura es clara ante el incumplimiento de la obligación legal de convocar la mesa de retribuciones y la falta de voluntad para atender el resto de las catorce propuestas planteadas por la CIP en junio de 2017: por un lado, cumpliremos con exactitud todas y cada una de las movilizaciones del calendario consensuado con las demás asociaciones o, en su defecto, el propuesto por nosotros si el resto no está de acuerdo con dichas movilizaciones. Por otro, seguiremos acudiendo a las negociaciones que se mantengan con el Ministerio de Justicia y el resto de interlocutores. Pensamos que no podemos romper el único hilo negociador que tenemos en este momento. Nuestro fin no son las movilizaciones en sí mismas, sino conseguir mejoras laborales para los miembros de la carrera judicial.

El respeto a la unidad, mientras sea posible, y el estricto cumplimiento de las movilizaciones es lo que va a permitir el éxito de nuestras reivindicaciones.

LA GESTORA NACIONAL