Este pasado lunes 9 de febrero de 2016 el Excmo. Sr Ministro de Justicia, en funciones, ha valorado en rueda de prensa el primer mes de funcionamiento del proyecto denominado “papel cero” y ha señalado que “la implantación de la medida ha funcionado razonablemente bien en el mes de enero en el territorio del Ministerio”, y de forma más desigual en el resto de Comunidades Autónomas, ofreciendo una serie de números y estadísticas en apoyo de su versión.

 

Aparte de no estar acompañado en dicha rueda de prensa por ningún representante judicial (sí han participado representantes de Abogacía, Procuradores y Graduados Sociales), desde FORO JUDICIAL INDEPENDIENTE nos preguntamos el porqué de dichas entusiásticas afirmaciones, cuando las deficiencias son insoslayables y difícilmente obviables, siendo múltiples los defectos que presenta la implantación del sistema y cuya enumeración daría para varias páginas: problemas de funcionamiento en las tarjetas de identificación de los profesionales; imposibilidad de visionado de documentos en la Sala de Vistas; duplicidad de traslados en demandas y documentos, al tener que presentarse vía lexnet y en papel, duplicándose tanto el trabajo de los profesionales como el de los funcionarios; expedientes judiciales capados, ya que el funcionario de turno ha de estar muy fino de reflejos para unir al mismo tiempo escritos telemáticos o en papel; gasto disparado en la Administración de Justicia, cuyos ímprobos funcionarios tienen que imprimir los documentos enviados por las partes para que la causa sean mínimamente legible, trabajo del que antes se encargaban las partes; suspensiones de vistas, puesto que en cualquier momento se puede presentar por alguna de las partes un escrito que impida su celebración y que pase desapercibido; paralizaciones informáticas del sistema y caída del mismo, incluso en horario de guardia, sábado por la mañana… Defectos que ya han llevado a varios colectivos a pedir una moratoria en su aplicación (SISEJ, Colegio Andaluz de la Abogacía, Colegio de Abogados de Murcia, el CGAE que se lo está pensando, etc.) y defectos que se han llevado por delante al Subdirector General de Nuevas Tecnologías, cesado hace unos pocos días.

 

En FORO JUDICIAL INDEPENDIENTE creemos firmemente en la digitalización de la Administración de Justicia, digitalización que será el FUTURO de los Juzgados y Tribunales. Lo que ya no tenemos tan claro es que sea el PRESENTE. Y lo que sí tenemos muy claro es que dicha digitalización no puede quedarse en un mero “escaneo general”, sino que debe ir mucho más allá: para empezar, se debe optar por un sistema de gestión único para toda España (Minerva o sea el que sea), pues uno de los principales problemas que se están detectando es la coordinación informática entre el Lexnet ministerial y los distintos sistemas autonómicos, debiendo superarse, en pos del bien general, posibles recelos competenciales, siendo de una vez posible la itinerancia informática entre Tribunales con distintos sistemas de gestión; se debe ofrecer la formación adecuada y suficiente a todo el personal de la Administración de Justicia, formación que no debe limitarse a una charla de veinte minutos, en horario de oficina, con todos los funcionarios de un Juzgado alrededor de la mesa de un compañero, mientras los profesionales entran a interesarse por sus asuntos; debe dotarse a los Juzgados de equipos informáticos de primer nivel; y se debe contar con la opinión de los que saben del tema, de aquellos que están todos los días en los Juzgados, esto es, asociaciones judiciales, sindicatos profesionales de justicia, Colegios de Abogados y Procuradores, a los cuales se les llama únicamente para informar y no para consultar, salvo raras excepciones que todos conocemos; pues bien, y en vez de todo ello, el Ministerio de Justicia se empeñó en una fecha inamovible, 1 de enero de 2016, cuyas consecuencias ya estamos viendo.

 

Finalizamos: desde FORO JUDICIAL INDEPENDIENTE seguimos ofreciendo nuestra leal colaboración al Ministerio de Justicia y a las distintas Consejerías de las Comunidades Autónomas con competencias transferidas para llevar a buen puerto la digitalización. Que no se nos pueda acusar de poner palos en las ruedas de la Justicia. Pero nuestro deber es denunciar los abundantes fallos del sistema y recordar que, aun el caso de que se consiguieran los objetivos señalados por el Sr. Catalá en su rueda de prensa, esto es, la agilización de la tramitación de las causas judiciales, dicho resultado devendría ilusorio, pues la celeridad en los procedimientos morirá en la mesa del sufrido Juez o Magistrado, que, por mucho que corra su oficina, seguirá siendo el que tenga que resolver lo que se le ponga en su despacho en papel o en su ordenador mediante escritos telemáticos. Y es que, al final, estamos siempre en lo mismo, somos muy pocos Jueces en España para resolver lo que nos dejan en nuestras mesas. Por más piedras filosofales que los distintos equipos ministeriales quieran ir soltando como globos sonda (Nueva Oficina Judicial, Tribunales de Instancia, papel cero) lo cierto, y así lo tiene que tener bien claro la opinión pública, es que SOMOS MUY POCOS PARA RESOLVER TANTOS PLEITOS. Digitales o en papel.

 

En Madrid, a 12 de febrero de 2015