COMUNICADO de la asociación judicial “Foro Judicial Independiente” ante la entrada en vigor de la reforma del Reglamento 1/2005, de 15 de septiembre, de Aspectos Accesorios de las Actuaciones Judiciales, en materia de descanso tras la guardia

Con fecha de hoy, 28 de octubre de 2013, ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado, el Acuerdo de 15 de octubre de 2013, del Pleno del Consejo General del Poder Judicial, por el que se modifica el Reglamento 1/2005, de 15 de septiembre, de los aspectos accesorios de las actuaciones judiciales.

En concreto, la reforma afecta al régimen de descansos de los Jueces y Magistrados tras el servicio de guardia, previsto en los artículos 54, 56, 58, 59 y 60 del citado Reglamento. Ante la inminente entrada en vigor de este Acuerdo, esta asociación desea poner en conocimiento de la Carrera Judicial los siguientes puntos:

1. Debe reconocerse y valorarse de forma positiva el avance que esta reforma supone respecto de la regulación anteriormente vigente. Por primera vez, el Consejo General del Poder Judicial reconoce que los Jueces y Magistrados se hallan incluidos dentro del ámbito de aplicación de la Directiva 2003/88/CE, así como la existencia de una diferencia de trato no justificada de los Jueces y Magistrados, respecto del resto de personal que presta el servicio de guardia.

La modificación de este aspecto del Reglamento 1/2005 había sido solicitada de manera reiterada tanto por esta asociación, como por la Comisión Nacional de Seguridad y Salud constituida por el propio Consejo, en sus reuniones de 16 de enero de 2012 y 12 de julio de 2013, entre otras, ante la manifiesta infracción que la normativa anteriormente vigente suponía tanto de los artículos 6 y siguientes del Convenio OIT n.º 106, sobre descanso semanal en el comercio y las oficinas, 1957, ratificado por España el 5 de mayo 1971 (BOE de 24 de mayo de 1972), como de la Directiva 2003/88/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 4 de noviembre de 2003, relativa a determinados aspectos de la ordenación del tiempo de trabajo, de 4 de noviembre de 2003.

Como esta asociación había denunciado en numerosas ocasiones, la regulación anteriormente vigente colocaba a los Jueces y Magistrados en una situación claramente peor que el resto del personal que presta el servicio de guardia, a los que ya se les había reconocido este derecho en la Orden JUS/615/2012, de 1 de marzo, recientemente modificada por Orden de fecha 14 de junio de 2013, (BOE de fecha 1 de julio de 2013) en el que se incluye también dentro del ámbito la misma a los médicos forenses, y la Orden JUS/797/2012, de 29 de marzo, (BOE 19/4/12), en relación con los secretarios judiciales.

En consecuencia, cabe afirmar que, con arreglo a la normativa anteriormente vigente, los únicos trabajadores a los que hasta ahora no se les había reconocido derecho al descanso tras la finalización del servicio de guardia eran los Jueces y Magistrados.

2. En particular, esta asociación se felicita y agradece al Consejo General del Poder Judicial, que haya acogido algunas de las sugerencias y propuestas de modificación que se realizaron en nuestro informe de alegaciones al Proyecto de reforma ahora promulgado, en particular en cuanto a la posibilidad de disfrutar del descanso no sólo el día de finalización del servicio de guardia, sino también dentro de los tres días laborables siguientes, la eliminación de la referencia a las “circunstancias y condiciones de especial penosidad de la guardia” como condicionante del derecho al descanso, así como la inclusión dentro de la reforma de Juzgados inicialmente excluidos de la misma, como es el caso de partidos judiciales en que existan menos de cuatro Juzgados de Primera Instancia e Instrucción, Juzgados de Menores, y Juzgados de Violencia sobre la Mujer.

3. No obstante lo anterior, esta asociación considera que es su deber criticar determinados aspectos de la reforma, en la medida en que se debe consideran insuficientes y erróneos en cuanto a la concepción del derecho al descanso que de ellos se desprende.

Así, resulta criticable que, en los casos de partidos judiciales en que existan menos de cuatro Juzgados de Primera Instancia e Instrucción, Juzgados Centrales de Instrucción, Juzgados de Menores, y Juzgados de Violencia sobre la Mujer, se condicione el derecho al descanso de los Jueces y Magistrados a la existencia de un Acuerdo previo que lo autorice, dictado por el Presidente del Tribunal Superior de Justicia.

A juicio de esta asociación, se trata de una diferencia de trato injustificada, que afecta muy negativamente a los titulares de un número muy elevado de Juzgados, que puede superar los trescientos en cómputo nacional.

Si la disponibilidad ha de ser absoluta también en el caso de los Partidos Judiciales con tres o menos Juzgados, debiera reconocerse también el derecho de los Jueces y Magistrados titulares de estos Juzgados a descansar a la conclusión de la guardia, en los mismos términos que a los partidos judiciales con cuatro o más Juzgados. La experiencia de numerosos compañeros integrantes de esta asociación judicial demuestra que, en la práctica, la dedicación personal que el Juez ha de mostrar para atender a las necesidades del servicio de guardia en los partidos judiciales con tres o menos juzgados es muy similar a la requerida por los partidos judiciales con sistema de “guardia de permanencia”, motivo por el que no se justifica esta diferencia de trato.

Igualmente, a juicio de esta asociación, el condicionamiento del derecho al descanso de muchos Jueces y Magistrados a la autorización por el Presidente del Tribunal Superior de Justicia, así como la utilización del término “podrá” a lo largo de todo el texto la reforma, resulta muy desafortunada porque parece responder a una concepción del descanso no como un derecho del trabajador sino como una facultad potestativa y disponible del mismo, algo que resulta contrario a lo dispuesto tanto en el Convenio de la OIT nº 106 sobre descanso semanal en el comercio y las oficinas, de 1957, como en la Directiva 2003/88/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 4 de noviembre de 2003, relativa a determinados aspectos de la ordenación del tiempo de trabajo, de 4 de noviembre de 2003.

En efecto, de las citadas disposiciones se desprende que el descanso no es una facultad potestativa del trabajador, sino un derecho de configuración legal, y por tanto, no negociable ni disponible, de la misma forma que tampoco cabe disponer del derecho a las vacaciones.

A juicio de esta asociación, la reforma del Reglamento 1/2005 debería haberse construido sobre la base de que la protección de la salud de los Jueces y Magistrados, y el adecuado ejercicio de la función judicial, exigen que si el titular de un órgano judicial ha tenido la obligación de encontrarse en situación de continua disponibilidad y localización permanente durante siete días, o incluso doce días en el caso de los titulares de Juzgados únicos, ese solo hecho es motivo suficiente para que, necesariamente y de manera no condicionada a la autorización del Presidente del Tribunal Superior de Justicia, tenga derecho a disfrutar de una jornada de descanso, en la que quede liberado de esta obligación.

3. En cualquier caso, esta asociación hace un llamamiento a todos los Jueces y Magistrados que prestan el servicio de guardia para que hagan uso de su derecho al descanso a la finalización de la misma, recordando que:

a) En el caso de los partidos judiciales con cuatro o más Juzgados, basta con comunicarlo al Juez Decano, para que se provea a su ordinaria sustitución, no debiendo existir actuaciones pendientes derivadas de la guardia, ni señalamientos.

b) En el caso de partidos judiciales en que existan menos de cuatro Juzgados de Primera Instancia e Instrucción, Juzgados Centrales de Instrucción, Juzgados de Menores, y Juzgados de Violencia sobre la Mujer, es necesario interesar expresamente por parte del Juez al Presidente del Tribunal Superior de Justicia respectivo, la compensación del exceso de horas trabajadas fuera del horario del servicio de guardia, dentro del mismo mes, e igualmente no debiendo existir actuaciones pendientes derivadas de la guardia, ni señalamientos.

Foro Judicial Independiente,

Madrid 28 de octubre de 2013.