En Madrid, a trece de febrero de dos mil trece.

Al Consejo General del Poder Judicial:

Foro Judicial Independiente quiere poner de manifiesto una serie de irregularidades producidas en la convocatoria a las oposiciones a judicatura del año dos mil diez, y comunicadas a esta asociación por algunos de los opositores.

En las bases de la convocatoria de dos mil diez se establecía la posibilidad de otorgar las plazas vacantes a aquellas personas que obtuviesen una nota en el tercer ejercicio cercana al aprobado (25 puntos), siempre que la puntuación global fuera superior a los 50 puntos y obtuvieran más de 20 puntos en el tercer ejercicio. Se elaboraría una lista de los más cercanos al 25 y se adjudicarían las plazas una vez finalizado el tercer ejercicio (base G.2.15). Tal regla pretendía acabar con el hecho, ocurrido en alguna convocatoria, de que quedaran plazas vacantes. Sin embargo en la convocatoria no se eliminó la norma que establecía que las plazas del turno de discapacitados no acrecerían a las del turno libre. La aplicación de esta norma provocó que pese a quedar vacantes unas cuarenta plazas, éstas, en contra del espíritu de esta convocatoria de cubrir todas, quedaron vacantes. Es palmario que la no eliminación de ese “no acrecerán” se trató de un error ya que en la convocatoria siguiente, fue corregido y aparecía que “las plazas del turno de discapacitados no cubiertas acrecerán a las del turno libre” (base 2).

Ello provocó que algunos opositores, según los datos facilitados por aquellos que han contactado con la asociación, aún cumpliendo los requisitos que establecía la convocatoria en la referida base G.2.15, quedaran sin plaza aún existiendo vacantes, contraviniendo el espíritu de la disposición que, precisamente, pretendía evitar ese resultado. La adjudicación de dichas plazas no perjudicaba derechos adquiridos por las personas con discapacidad pues no habían aprobado, no se encontraban en este supuesto de notas cercanas al 25 y no acrecerían a las del año siguiente pues la convocatoria impide que estas plazas acrezcan más de un 10%. Esta injusticia se vio agravada en esa convocatoria además porque no sólo se respetaba el cupo del 5% de discapacidad de ese año sino que también el 5% del año anterior que no se cubrió y que aumentaba el de aquel, ampliando así el número de plazas vacantes a las que se impidió el acceso.

Foro Judicial Independiente quiere, por un lado, poner de manifiesto la evidente injusticia de la indicada convocatoria, en la que se hizo una interpretación literal de las bases no respetándose el espíritu de aquella y sustrayendo a la carrera judicial un número de nuevos jueces titulares en unos momentos críticos y de angustia por la escasez de compañeros/as que hagan frente al ingente volumen de trabajo soportado. Y por otro, solicita del Consejo General del Poder Judicial que enmiende el error, aumentando las plazas de la convocatoria de este año en número igual a aquellas que no se cubrieron en la del año dos mil diez, no suponiendo tal medida quebranto económico alguno al hallarse contempladas en el presupuesto de aquella anualidad.

Atentamente, Foro Judicial Independiente.