En la reunión del 24 de septiembre de 2012, entre el Presidente del CGPJ y los representantes de las cuatro asociaciones judiciales se le expuso al presidente Moliner el clima de profundo malestar de la Carrera Judicial, evidenciado en las Juntas Generales de Jueces del 21 de septiembre por muchos motivos, pero destacamos la oposición a los anteproyectos de la reforma de la LOPJ en lo relativo al nuevo CGPJ y al Estatuto orgánico y profesional del Juez.

Al Presidente Moliner se le explicó ampliamente que no nos habían gustado sus comunicaciones sobre las “negociaciones” con el Ministerio de Justicia ya que empeoran las condiciones actuales de estatuto orgánico de los jueces, que había dado la impresión que su intervención había sido personal, al margen de los vocales del CGPJ.

La principal consecuencia que obtuvimos es el compromiso del Presidente de que liderará las reivindicaciones de los jueces si están avaladas por el Pleno del CGPJ.

Asimismo le indicamos que es imprescindible que el Ministerio de Justicia negocie las reformas que ahora se conocen como borradores y anteproyectos. Es esencial mantener la unidad de acción reflejada en la Comisión Ínterasociativa de Conflicto y que se mantendrá el calendario de movilizaciones fijado por ella (Concentraciones, paros parciales y huelga) si en el plazo de 15 días no se abre el proceso de negociación.

Mi valoración personal como Presidente del Foro Judicial Independiente es que el Presidente del CGPJ tomó conciencia de que los jueces actuales no somos los de los años 80 y anteriores, que somos servidores públicos integrantes de un Poder del Estado y que las movilizaciones son esenciales para negociar unas reformas legales que si son publicadas en el BOE, tal y como las presenta el Gobierno serán un atentado contra la independencia judicial y contra el principio de separación de poderes, lo que en último termino perjudicará la defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos.

Confío en que el Presidente Moliner cuente con la voluntad del Pleno del CGPJ y realmente defiendan nuestras reivindicaciones ante la clase política, en general. En caso contrario nuestra fuerza será la unidad de acción y poner en práctica mayoritariamente las medidas de protesta legales que ya hemos anunciado.

En Madrid a 25 de septiembre de 2012.

Ángel Dolado Perez

Presidente del FJI