18/05/2011

COMUNICADO DE FJI A LA CARRERA JUDICIAL.

https://forojudicial.org/foro/docus/Demanda_impugnando_nombramiento_Presidente_TSJC.pdf

Adjuntamos  la demanda presentada por FJI en la impugnación de la designación de la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Una muy similar formularemos en la impugnación de la Presidencia del TSJ de Valencia.

Como se puede observar con su lectura, no se trata de cuestionar la mayor o menor idoneidad de los candidatos y designado para el puesto.

Tampoco – aunque ello queda implícito- de denunciar “solo” el denominado reparto de cuotas asociativas reconocido como hecho notorio por las recientes sentencias del Tribunal Supremo de 3, 4 y 7 de febrero de 2011, en las que se afirma: “esta Sala no puede dejar de señalar que hoy es una realidad notoria que la Administración de Justicia es uno de los servicios del Estado peor valorados, y que amplios sectores sociales han manifestado su preocupación por considerar que la profesionalidad no es el criterio prioritario que rige en los nombramientos de los altos cargos judiciales decididos por el Consejo del Poder Judicial. Basta para comprobarlo con acudir a los medios de comunicación, en los que con frecuencia aparecen noticias referidas a valoraciones o quejas de que en los nombramientos prevalecen sobre todo las cuotas y los pactos asociativos y la designación de jueces o magistrados no asociados es un hecho muy excepcional

[a pesar de constituir estos un amplio contingente del escalafón judicial]. El hecho que acaba de apuntarse, cuya notoriedad es innegable, contribuye también a mantener la necesidad de esa jurisprudencia que ha declarado que una exigente motivación en términos de profesionalidad es constitucionalmente obligada en materia de nombramientos judiciales y, muy especialmente, cuando de Magistrados del Tribunal Supremo se trata. Y así ha de hacerse para mantener esa confianza social en la Administración de Justicia que es tan trascendente para la eficacia de nuestro sistema constitucional, pues sólo un control y justificación rigurosos de la profesionalidad puede evitar el grave riesgo de que la ciudadanía pueda llegar a creer que lo que no ha sido explicado es porque resulta inexplicable.”

Lo que realmente pretende esta asociación es denunciar que la politización partidista en la designación de los cargos judiciales recurridos deriva y tiene su origen necesario en el sistema de elección de los vocales del Consejo General del Poder Judicial, que ha incurrido flagrantemente en la inconstitucionalidad que el propio Tribunal Constitucional advirtió en su sentencia 108/1986, donde se afirmaba: “Ciertamente, se corre el riesgo de frustrar la finalidad señalada de la Norma constitucional si las Cámaras, a la hora de efectuar sus propuestas, olvidan el objetivo perseguido y, actuando con criterios admisibles en otros terrenos, pero no en éste, atiendan sólo a la división de fuerzas existente en su propio seno y distribuyen los puestos a cubrir entre los distintos partidos, en proporción a la fuerza parlamentaria de éstos. La lógica del Estado de partidos empuja a actuaciones de este género, pero esa misma lógica obliga a mantener al margen de la lucha de partidos ciertos ámbitos de poder y entre ellos, y señaladamente, el Poder Judicial. La existencia y aún la probabilidad de ese riesgo, creado por un precepto que hace posible, aunque no necesaria, una actuación contraria al espíritu de la Norma constitucional, parece aconsejar su sustitución, pero no es fundamento bastante para declarar su invalidez, ya que es doctrina constante de este Tribunal que la validez de la ley ha de ser preservada cuando su texto no impide una interpretación adecuada a la Constitución.”

El profundo desprestigio que sufre el Poder Judicial y su independencia nos afecta a todos cuantos estamos integrados en él.

Por esa razón, Foro Judicial Independiente, huyendo de cualquier protagonismo, quiere haceros partícipes de las acciones que ha considerado necesarias para restablecer tales esenciales valores, subrayando que lejos de singularizar ataque alguno, pretende exclusivamente acomodar el encaje constitucional del Poder Judicial en la posición que le corresponde en beneficio de todos.

Madrid, a 16 de mayo de 2011.

LA COMISION GESTORA NACIONAL DE FORO JUDICIAL INDEPENDIENTE