16/08/2010

¿ Por qué cierran los juzgados en agosto ?

La pregunta equivalente sería esta: ¿ por qué nadie se muere ?. Dar por supuesto que los Juzgados cierran en agosto ( en España ) es tanto como afirmar la inmortalidad del género humano. ¿ No se detiene a nadie en agosto ? ¿ No se demanda contra la expulsión de un extranjero ? ¿ No se asesina a nadie en agosto o se le despide o se vulneran sus derechos fundamentales ?. Según el autor del artículo parece ser que no. Y si eso es así ¿ qué hacemos centenares de Jueces en toda España trabajando en agosto en nuestros juzgados ?

No es bueno confundir a la opinión pública argumentando ad ignorantiam y menos aún tomando como ejemplo a los controladores aéreos. Los Jueces ya estamos acostumbrados a esas comparaciones aeronáuticas. El entonces Ministro de Justicia Sr. Fernández Bermejo, nos comparaba con los pilotos de aviones. Pues pobres de unos y de otros si les asignasen el trabajo de los jueces, la responsabilidad de los jueces y el sueldo de los jueces. Ignoro la formación jurídica que tiene el articulista pero vistos los términos en que se expresa debe ser nula o muy pobre. La inhabilidad del mes de agosto ( relativa ) es cosa que han decidido nuestros representantes – los del pueblo soberano – en el parlamento. Muchos de ellos son abogados y esa es la única explicación del caso. Un profesional liberal no tiene nómina, ni seguridad en el trabajo ni vacaciones. Para atemperar el tercero de los lastres que compensan otros muchos beneficios, esencialmente la libertad y rentabilidad, la ley les reconoce mediatamente ese privilegio. Las vacaciones del Juez ( con jornadas continuas de guardia no remuneradas y sin derecho al descanso posterior ) no lo son. Cuando llega a su despacho tras su mes de vacaciones, sea cual sea este, debe hacer todo el trabajo pendiente. Ningún Juez le sustituye ni puede sustituirle; no los hay. Su obligación es de resultado y cómo lo consiga es cosa suya.

Decir que los pleitos pendientes lo son porque el Juez no dicta la sentencia ( esto es, que el pleito está parado hasta que al Juez le de la gana o le venga la inspiración ) es una mentira de tal magnitud que resulta difícil combatirla, como no sea invitando al autor a que haga examen de conciencia ( si lo hace por maldad ) o a que se asesore de un profesional ( si es por ignorancia ). Un juicio en trámite no es un juicio pendiente de resolver. Si los trámites se consideran innecesarios, suprímanse y hágase todo por la vía rápida, empezando por obligar a las sentencias inmediatas e in voce. Todos sabemos que los datos sometidos a tortura terminan confesando cualquier cosa y que una única paella, por mucha prisa que tenga el cliente y bueno que sea el restaurante, no se hace en cinco minutos. Para el autor, el cocinero tendrá la paella pendiente de hacer, cuando en realidad la está haciendo, pero paso a paso. Si no, no será comestible.

En cuanto al derecho fundamental de huelga y su ejercicio por los Jueces, nada más fácil que demandar una reforma legislativa para prohibir lo que la constitución no prohíbe. Fueron actos simbólicos en pro del interés de la Justicia y ni siquiera eso se tolera. En España, con la mitad de Jueces que hay en el mundo civilizado, nuestros resultados son de lo mejor de Europa, a pesar de los gobernantes, de las carencias de todo tipo y de las críticas feroces e infundadas.

Alguien que por igual esfuerzo podría ser Notario o Registrador de la Propiedad si opta por su vocación merece un respeto. Muy pocos serían capaces, pudiendo ser controladores aéreos, de dedicarse a barrer la torre de control. No podemos rendirnos ante la mentira.

FUENTE: Mariano Mecerreyes Jiménez. Magistrado. Artículo publicado en Expansión el 18 de agosto 2010, en réplica a otro publicado en el mismo medio el 12 de agosto, si bien el autor nos ha hecho notar que dicha publicación omitió, en la réplica, las frases que aquí hemos destacado en color.