15/02/2010

RUEGOS Y PREGUNTAS PLANTEADOS POR FORO JUDICIAL INDEPENDIENTE EN REUNIÓN DE 15/2/2010 EN EL CGPJ

PRIMERO.- Nos adherimos al documento del Comité Ejecutivo de la APM, en todos sus términos, expresando la conveniencia de que las suscripción del seguro de responsabilidad civil a cargo del presupuesto del Consejo, se materialice, como muy tarde a partir del 30/6/2010.

SEGUNDO.- Nos adherimos al documento presentando por FV al Consejo.

Solicitamos que la próxima reunión entre Consejo y Asociaciones verse íntegramente sobre la modificación del reglamento de aspectos accesorios en particular debe abordarse con carácter urgente, la modificación de la prestación del servicio de guardia en relación con los descansos.

Entendemos que la forma de prestación de dicho servicio en la actualidad, contraviene los tratados internacionales suscritos por el reino de España, en particular todos los tratados de la OIT, así como las directrices comunitarias en la materia, concretamente las directivas de tiempo de trabajo y régimen de descanso, 93/104/CE del Consejo, de 23/11/1993, y 2000/34/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 22/6/2000, así como lo que establece la vigente constitución española en su artículo 43.

No podemos desconocer la existencia de dos sentencias del Tribunal Supremo, que han analizado estos temas, STS 30/9/1998 y STS 23/10/2006, por lo que resulta urgente e inaplazable, la modificación de dicho reglamento 1/2005 en este y otros aspectos, pero en particular en el tiempo de descanso posterior a las guardias, inexistente en la actualidad.

TERCERO.- Debe recordarse, que la Euro-Cámara rechazó en 17/12/2008, la ampliación de la jornada semanal, por lo que sigue en vigor las directivas y expresadas anteriormente que establecen como tiempo máximo de jornada laboral, en computo semanal, 48 horas en total.

CUARTO.- Según la normativa en vigor, en todos los juzgado en los que se hace guardia, en la práctica no se puede descansar después de realizada la misma, diferenciándose este régimen del establecido para los funcionarios que, además de turnarse entre ellos, tienen derecho a una jornada de descanso, finalizada la guardia.

Los jueces y magistrados que realizan servicios de guardia en la actualidad, en cualquiera de sus modalidades, sobrepasan ampliamente las 48 horas de trabajo semanales y así como por poner un ejemplo, tenemos lo siguiente:

En los juzgados de guardia semanal, el horario de presencia legal, es de 9 a 14 horas y de 17 a 20 horas, durante una semana y el octavo día, no solo no se descansa sino que se celebran juicios rápidos. El reglamento aplicable impone al mismo tiempo, guardia de disponibilidad total durante toda la semana, en horario de 9 a 20 horas.

Finalizado el octavo día, se continúa con el trabajo diario del juzgado, de manera que no se descansa hasta el fin de semana siguiente, es decir, que si la guardia se inicia un martes, por ejemplo, se finaliza el siguiente martes, se celebran juicios rápidos en miércoles y el juez o magistrado continua trabajando sin descanso alguno hasta el sábado, lo que supone trabajar 13 o 14 días sin descanso semanal alguno.

QUINTO.- Este régimen de trabajo, una vez más, debemos constatar que solamente se produce en los juzgados, ya que otros sectores que prestan servicios públicos igualmente de 24 horas, tienen regulados y perfectamente delimitados, los descansos posteriores a los servicios de guardia.

Por poner un ejemplo, el personal sanitario, que igualmente presta servicios hospitalarios las 24 horas del día, tienen recogidos sus derechos en su legislación específica LEY 55/03, que establece y delimita los derechos y deberes relativos al tiempo de descanso entre otros, en los artículos siguientes: artículos 17, 18, 46 al 51, 52 al 54 y del 58 al 61. En ellos se regula en tiempo de descanso después de las guardias así como el tiempo de descanso semanal y el tiempo que debe mediar entre una jornada de trabajo y la siguiente que es de 12 horas.

SEXTO.- Igualmente deberá de acomodarse el régimen de vacaciones para adaptarlo a la sentencia del Tribunal Constitucional de 20/12/2006 (sentencia 324/2006) y la reciente sentencia del TEDH de 10/9/2009, en aplicación de la directiva del año 2003 ya citada, para el caso de enfermedad

SÉPTIMO.- Reiteramos nuestra petición sobre el pago de las togas, nos adherimos a la solicitud formulada por la APM en fecha reciente.

Reseñar una vez más, que el coste no puede ser motivo de denegación, reiterando lo expuesto en la reunión del 30/11/2009, a lo que debe añadirse, como un ejemplo más, que en el BOE de 31/10/2009, se publica el Real Decreto 1640/2009, del M. de C e I. en el que se establecen subvenciones de concesión directa a la entidad “Basque Culinary Center Fundazioa”, por importe de siete millones de euros.

OCTAVO.- Se expone la necesidad de un estudio de prevención de riesgos laborales y catálogo de enfermedades profesionales, que figura incluido en el documento de acción social, siendo el único colectivo del sector público que a día de hoy no tiene establecido dicho plan de prevención. Igualmente en el apartado de enfermedades profesionales, es urgente una regulación, en evitación de jubilaciones por incapacidad que deberían incardinarse en enfermedad profesional (se cita por todas las sentencia del Tribunal Supremo de 20/7/2009).

NOVENO.- Se ha publicado en la prensa, que en determinados servicios de guardia de Andalucía y Galicia, los jueces y magistrados en servicio de guardia, no pueden hacer llamadas con los móviles institucionales, que parecen que están limitados a un reducido número de destinatarios, régimen restrictivo, establecido por las Comunidades Autónomas.

DÉCIMO.- Se pone de manifiesto igualmente, la carencia de medidas de seguridad a partir de las 15 horas en la mayoría de juzgados de guardia, por lo que resulta necesario, la cobertura de dichos servicios.

Madrid, 13 de febrero de 2010

Por la Asociación Foro Judicial Independiente,

Emilia-Teresa Díaz Fernández.