30/10/2009

´Una asociación judicial no debería estar politizada´

Julia Laffranque

Julia Laffranque

 

Julia Laffranque. G. RAPETTI (La anterior fotografía  dejará de estar disponible si el periódico digital en el que se encuentra la cambia de ubicación)

Magistrada en Estonia, donde nació, Julia Laffranque es hoy en día, posiblemente, la persona más autorizada para hablar de independencia judicial en Europa.

P. G. – ¿De qué salud goza la independencia judicial en Europa?

– La salud es buena, pero hay que tener especial cuidado en estos momentos con que, so pretexto de la crisis mundial y sobre todo de las exigencias del combate contra el terrorismo, se pueda caer en la extinción de la independencia judicial. El papel de los jueces es fundamental para buscar un equilibrio entre la protección de los derechos del hombre y las exigencias de la lucha contra el terrorismo.

– ¿Y en España?

– No puedo hablar específicamente, pero por lo que hemos podido estudiar en el Consejo Consultivo de Jueces, el estatuto judicial español es adecuado para amparar las exigencias de la independencia judicial en el contexto del Consejo de Europa.

– Usted afirma que las asociaciones de jueces juegan un papel importante para garantizar la independencia Judicial. ¿No se llegan a convertir en brazos armados de los partidos políticos?

– Una de las próximas propuestas del Consejo Consultivo de Jueces del Consejo de Europa es que nos ocupemos, específicamente, del asociacionismo judicial. Desde luego, una asociación judicial no debe estar politizada. Si los ciudadanos, a través de la Constitución, reconocen a los jueces españoles la independencia, los jueces tienen que hacer visible esa independencia. La sospecha de asociaciones judiciales que hagan visible una relación con el poder político es algo negativo.

– ¿No cree usted que es el propio sistema el que no garantiza la independencia judicial? Y el ejemplo más claro está en el sistema de elección del CGPJ en España, donde la mayor parte del mismo es designado por los partidos políticos, tal vez de forma encubierta.

– Yo solamente puedo decir que ese sistema está en absoluta confrontación con el Informe Nº 10 del Consejo Consultivo de Jueces del Consejo de Europa, titulado El Consejo de la Justicia al Servicio de la Sociedad. Ese informe dice en uno de sus puntos que el Consejo de la Justicia (en España CGPJ) tendría que estar formado por una mayoría de jueces en ejercicio elegidos por ellos mismos (los jueces). Y los integrantes del Consejo de la Justicia no pueden ser políticos en activo. Y eso no es algo hipotético, es un informe adoptado por el Consejo de Ministros del Consejo de Europa. El Consejo de la Justicia no puede ser un órgano cerrado a la sociedad; esa es una forma de hacer visible nuestra imparcialidad.

– Si en España tenemos a un vicepresidente del CGPJ que accede al puesto procedente de un cargo político y que la mayoría de los vocales no están elegidos por los jueces… ¿está garantizada la independencia judicial?

– No estoy en condiciones de valorar esos aspectos. Yo sólo hablo en cuanto a principios, y reafirmo lo que dice el Informe Nº 10 del Consejo Consultivo de Jueces del Consejo de Europa, que además es un órgano que está abierto a cualquier tipo de reclamación que se puede realizar en este aspecto. Y en cualquier otro.

FUENTE: http://www.laprovincia.es/las-palmas/2009/10/30/asociacion-judicial-deberia-politizada/266410.html