05/10/2009

Me apropio del ejemplo de un compañero. Los enfermos empeoran o se mueren en un hospital cutre o de campaña por falta de médicos suficientes y por falta de medicinas y quirófanos adecuados. Los médicos piden un hospital en condiciones, no de campaña; más médicos y más medios en general porque están hartos de trabajar a destajo con la vida y la salud humanas y de sacrificar su vida personal y su prestigio profesional. Algunos médicos trabajan en mejores condiciones que otros, pero los más afortunados no se olvidan de los menos. El director político del hospital cutre les dice, primero, que son unos vagos; luego les impone una ratio con las operaciones quirúrgicas: media hora cada una, sea apendicitis o extirpar un tumor craneal, porque esa es la media de un hospital de campaña; después, en lugar de asumir su responsabilidad, los desautoriza ante la opinión pública cuando un paciente se muere porque la enfermería no había controlado diariamente sus constantes; y, por último, acuciado por la presión, el director elabora ciertas medidas que van a paliar algo los problemas (y algunos otros los va a empeorar), pero sin asumir que con un hospital de campaña no se puede atender habitualmente a la población. ¿Apoyarías la huelga de esos médicos? Yo sí.

FUENTE: Antonio Angós Ullate, magistrado.