28/01/2009

VALORACIÓN DE LA REUNIÓN ENTRE LAS ASOCIACIONES Y EL MINISTERIO DE JUSTICIA DEL DÍA 26.01.2009

En primer lugar, no ha habido realmente negociación, el Ministro se ha limitado a exponer lo que ya está haciendo el Ministerio o lo que piensa hacer en un futuro más o menos próximo. Pero no ha aceptado propuestas de las asociaciones ni ha modificado en lo más mínimo su criterio. A lo más, de forma vaga se muestra dispuesto a conversar o dialogar sobre determinadas cuestiones en el futuro, sin plazos, fechas ni compromisos.

En segundo lugar, no hay compromiso alguno de hacer nada antes del 26 de junio, ni siquiera fecha para una nueva reunión con temas o propuestas concretas.

Es muy preocupante la política de creación de plazas judiciales y de ampliación de la plantilla de la carrera judicial. Es obvio que tras la estrategia del MJU subyace lo que ya manifestó el Ministro hace año y medio: cambio del sistema de acceso. Ello está provocando:

a)la ratio juez/habitante no aumentará sustancialmente porque el grave déficit de jueces que padece España (10/100.000 hab. frente a 19,8 de la media en Europa) sólo se corregirá en los próximos años a razón de unos de 150/año, cifra absolutamente insuficiente, no ya para cubrir las plazas que ocupan los sustitutos sino para solucionar el actual sobreesfuerzo que realiza la carrera, que en el año 2004 equivalía al trabajo máximo de 800 jueces “virtuales”.

b) falta de jueces titulares; en la actualidad sobre las 5.000 plazas existentes en la planta judicial, unos son 700 sustitutos, un 15% aproximadamente, cantidad que irá aumentando anualmente si tenemos en cuenta que se crearán 150 plazas anuales (más hipotéticamente algún juzgado violencia contra la mujer), y sólo sacan a oposición esas mismas 150 plazas, que, además, no llegan a cubrirse por culpa del deficiente sistema de selección que provoca la existencia de varios tribunales que difícilmente pueden prever que se cubran todas las plazas al obligar a evaluar inmediatamente el último examen sin esperar a conocer el nivel de todos los opositores. Pero, a esa cifra inicial de 150 plazas anuales se debe restar el número de bajas que anualmente sufre la carrera judicial (excedencias, jubilaciones, fallecimientos, incapacidades) que ronda los 50. En definitiva, todos los años aumentará, al menos, en 50 el número de sustitutos.

De este modo, sin jueces suficientes y una gran parte de ellos sustitutos, resultará imposible solucionar la grave crisis que sufre la justicia en España y, además, seguirá agravándose la situación de riesgo profesional que padecemos.

En último lugar y como conclusión, el Ministerio no tiene intención de hacer nada de forma urgente o inmediata y es muy dudoso que pretenda hacerlo a medio plazo, puesto que sus planes no tienen ninguna garantía ni de éxito ni de que salga adelante. En cuanto al largo plazo, bueno tampoco hay ningún proyecto sobre el que se pueda tener alguna esperanza. Como gráficamente le dijimos es como si a un náufrago que se está ahogando y a punto de perecer (los jueces o la justicia), en lugar de echarle rápidamente un salvavidas, se le dice que se va a dar comienzo a la construcción de un buque para rescatarlo.

Todo ello nos conduce a concluir que la estrategia y medidas acordadas conjuntamente por las cuatro asociaciones en los documentos de 12 y 19 de enero de 2009 resultan absolutamente insuficientes vistos los recientes acontecimientos y la escasa disponibilidad del Ministerio de Justicia para reconocer la grave situación que padece la Administración de Justicia en España y adoptar las drásticas medidas que resultan imprescindibles para afrontarla, que entendemos no pueden ser todas de vigencia inmediata, pero sí que es posible ofrecer una planificación razonable que no suponga que la única solución siga siendo que los jueces soportemos pacientemente y exclusivamente a costa de nuestro esfuerzo voluntarista la deficiente situación que padecemos, que, hay resulta indudable, se arrastra desde hace muchos años y que sólo un equivocado sentido de la responsabilidad de la carrera judicial ha posibilitado que llegue a la lamentable situación actual.

Foro Judicial Independiente, que ha luchado desde su constitución por la mejora de la Administración de Justicia y de los derechos profesionales de los jueces, siempre desde la unidad de la carrera judicial, la paciencia y el respeto al resto de asociaciones y sensibilidades, considera que la carrera judicial demanda mayoritariamente una actuación conjunta y más contundente de todos para salir de la grave coyuntura en que nos encontramos, sin protagonismos, con inteligencia, flexibilidad y firmeza.

Estos días realizaremos un último esfuerzo para mantener la unidad de acción de las cuatro asociaciones, que consideramos imprescindible no sólo de acuerdo con nuestros principios estatutarios sino como estrategia para lograr eficazmente nuestras reivindicaciones, pero creemos debemos dar un nuevo y decidido paso adelante, que pasa, necesariamente, por adelantar la fecha de la huelga que se había previsto para el 26 de junio, como máximo. ¡Ojalá que todos unidos¡.

Os mantendremos informados y agradecemos el respaldo que continuamente nos demostráis, aún en la discrepancia.

28 de enero de 2009

La Gestora Nacional de Foro Judicial Independiente