REUNIÓN CON EL MINISTRO DE JUSTICIA, que tuvo lugar el 20 de noviembre de 2008.

Queridos compañeros:

Como ya anuncié en Logroño, el día 20 de noviembre me entrevisté con el Ministro de Justicia. La entrevista no tenía otro objeto que un intercambio de opiniones, mostrando particularmente interés el Ministro en exponer los proyectos en que ya estaba trabajando para la mejora de la Administración de Justicia y en conocer el punto de vista del Foro sobre los problemas más acuciantes de la misma.

Los proyectos en los que ya tiene en marcha el Ministerio son la oficina judicial, con respecto al cual le remarqué la importancia de que el juez mantuviera el control sobre su agenda de señalamientos, la autoridad suficiente sobre el personal colaborador en relación con los asuntos que son de su competencia y la posibilidad de reclamar con eficacia los medios materiales que precisa.

El segundo proyecto es la reforma del Registro Civil, su centralización en Madrid y la conversión de sus expedientes en procedimientos sin contienda, que es como se va a denominar la Ley de jurisdicción voluntaria, para recalcar que queda fuera del ámbito jurisdiccional, aún cuando serán tramitados por la Administración de Justicia, al parecer por los secretarios.

Finalmente, la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que está pactando con el PP. Se mantendrán los Juzgados de Instrucción no solo como juzgados de garantía, sino para supervisar la investigación, limitando de este modo el proyecto inicial de atribuir completamente la instrucción al Fiscal con el objeto de que de que la LECr salga con el máximo consenso posible. Igualmente me informó de la reforma del Código Penal actualmente en tramitación

Por mi parte le entregué las conclusiones del V Congreso que él estaba esperando y que pasamos a comentar. Os resalto las cuestiones más relevantes.

Le expuse la necesidad de una reforma en profundidad de la carrera judicial y la necesidad de inmediata supresión del ascenso forzoso, sin esperar a esa reforma, dadas las disfunciones que provoca.

Reconoció la necesidad de una nueva Ley de Retribuciones. No obstante aclaró que en el momento actual es imposible llevar a cabo una subida de sueldos, pero se mostró receptivo a reformar determinados conceptos retributivos pagados muy a la baja, particularmente las guardias. Igualmente no rechazó la distribución de las cantidades destinadas a productividad en el año 2008 en función de la conflictividad de los órganos judiciales, sin exigir a sus titulares un mayor rendimiento, o con alguna otra solución, siempre que se respete mínimamente el concepto “variable”.

En relación con las movilizaciones, mostró su disconformidad con que se empleen órganos gubernativos para protestas profesionales. Mi respuesta fue que el cauce adecuado efectivamente eran las asociaciones y, en su caso, el derecho de huelga, cuando no hubiera otro medio de defender la independencia judicial, pero que de todas formas no convenía cerrar el único canal de protesta común por ahora a toda la carrera y a través del cual los jueces estaban dando salida a su malestar. Por otra parte le remarqué que para mejorar la actual situación no son suficiente palabras, sino que hacen falta hechos, gestos claros dirigidos a crear la confianza de que se entendían y se iban a atacar de raíz las causas del malestar en un plazo de tiempo razonable.

La idea del Ministro es mantener contactos periódicos personales con los portavoces o presidentes de las asociaciones para mejorar el conocimiento de cada parte y aumentar la eficacia en la búsqueda de soluciones. Por mi parte expuse la permanente disposición del Foro para dialogar con todas las partes implicadas con la finalidad de resolver los problemas de la justicia.

Un abrazo, Conrado Gallardo Correa.

FUENTE: Conrado Gallardo Correa, Presidente de foro judicial Independiente.