27/09/2008

EL CASO DEL JUEZ TIRADO

Es cierto que los jueces en general y los que estamos destinados en Juzgados de lo Penal en particular no podemos valorar con rigor la actuación del juez Tirado, pues no tenemos más información que la que proporcionan los medios de comunicación.

Pero, aún admitiendo a efectos dialécticos que la actuación del magistrado haya podido ser grave, incluso muy grave, y aceptando también la premisa de que el juez debe responder de lo que firma, hay que poner de manifiesto que los Poderes Públicos poco han hecho por cambiar y modernizar la Administración de Justicia y en particular la Penal. Baste decir aquí para no cansar que nuestra ley de Enjuiciamiento Criminal data de 1882 y contiene únicamente catorce artículos dedicados a la ejecución de las sentencias penales.

Parece pues chocante la actitud clara y contundente del Poder de cara a la galería para que caiga sobre este juez todo el peso de la Ley, cuando es sabido que los Juzgados de lo Penal están saturados de trabajo y, en particular, de ejecuciones de sentencias, que son cada vez más numerosas y complejas, ya que las leyes se modifican pero los procedimientos y los medios materiales y personales siguen siendo los mismos.

Por tanto, en esta situación , cuando el trabajo desborda , los funcionarios no son expertos o trabajan deprisa y agobiados y el juez tiene que atender a muchas cosas, entre ellas la que se considera prioritaria , que es la de dictar sentencias ( según “sus módulos” de productividad ) , es mucho más probable que se produzcan errores ; y no puede ignorarse que en la Jurisdicción Penal tanto los retrasos como los errores pueden acarrear graves consecuencias para los ciudadanos, pues puede peligrar su integridad física e incluso su vida.

Conviene recordar que en Zaragoza todos los funcionarios de los Juzgados de lo Penal el 25 de febrero de 2008 alarmados ante la situación y el abandono de los responsables políticos, hicieron un comunicado reclamando más medios; y los jueces y los secretarios judiciales de lo Penal nos adherimos a él , nos quejamos y pedimos que se tomaran medidas “antes” de que se produjera el desgraciado caso de la niña Mº Luz, que lamentablemente vino a corroborar nuestra postura y a conseguir que la sociedad se enterara a través de los medios de comunicación de los problemas que nos aquejan.

Por todo ello , vemos muchos matices en el asunto del juez Tirado, ello sin perjuicio de admitir como se ha dicho , y para que no se nos tache de corporativistas, que el juez haya podido incurrir en responsabilidad disciplinaria, grave o muy grave , pues ningún tipo de responsabilidad penal o civil por negligencia se le imputa, ya que todos sabemos ,y conviene recalcar, que no se puede establecer una relación causal certera entre la conducta del juez y el asesinato de la niña , pero a éste juez lo han abucheado llamándole “asesino”.

FUENTE: Esperanza de Pedro Bonet, Beatriz Sola Caballero, Armando Barreda Hernández, Milagros Rubio Gil, Pilar Lahoz Zamarro y Luis Pablo Mata Lostes.

Magistrados – Jueces de Lo Penal de Zaragoza de la asociación Foro Judicial Independiente