Medios materiales en Aragón.

17/09/2007 – Comunicado

COMUNICADO CONJUNTO DE ASOCIACIONES DE JUECES Y MAGISTRADOS

– Foro Judicial Independiente

– Asociación Profesional de la Magistratura

– Asociación Francisco de Vitoria

En este año judicial, en lo referente a los medios materiales, se han venido realizando en Zaragoza actuaciones por el Ministerio de Justicia ante la falta de espacio existente en los edificios de los Juzgados de la Plaza del Pilar y han tenido que salir de dicha sede los Juzgados de lo Contencioso Administrativo, los Juzgados de lo Social y el Registro Civil, para ubicarse en edificios cercanos, en régimen de alquiler, con unas instalaciones dignas y adecuadas para el cumplimiento de su función, pero con deficiencias en materia de seguridad y falta de algunos espacios para la debida atención al ciudadano. Igualmente, se ha ampliado el espacio existente en los edificios de la plaza del Pilar con la construcción de un pequeño módulo anexo.

Esta situación actual de dispersión no es deseable y, de cara al futuro, la administración competente, que próximamente va a ser la Diputación General de Aragón, deberá plantearse la posibilidad de acometer la construcción de unas infraestructuras centralizadas, que permitan un uso ágil al ciudadano y a los profesionales. Esto supondría albergar en dichas estructuras a todos los órganos judiciales de Zaragoza para un óptimo aprovechamiento de todos los servicios comunes y con unas instalaciones totalmente adaptadas a las necesidades actuales. Ello con la finalidad de poder ofrecer un servicio público de calidad.

En cualquier caso, se estima que tales estructuras deberían realizarse en un lugar accesible y cómodo para los ciudadanos. Debería tenerse en cuenta que la probable puesta en marcha de “La Oficina Judicial” (que supone la desaparición del Juzgado concebido a la manera tradicional) llevará consigo una nueva distribución de las personas y, por tanto, de los espacios. Aunque ya se están realizando obras de adaptación de los edificios de la Plaza del Pilar, probablemente serán insuficientes y van a exigir plantearse la construcción de otro tipo de edificios más modernos y concebidos “ex profeso” para atender a las necesidades actuales y de futuro de la Administración de Justicia.

Estas necesidades se sienten igualmente en Huesca y en Teruel. En esta última localidad la dotación de inmuebles ha sido reiteradamente reclamada.

En cuanto a las instalaciones de la Audiencia Provincial de Zaragoza y del Tribunal Superior de Justicia de Aragón denunciamos de nuevo la falta de espacio existente, que imperativamente exige la construcción de un edificio moderno y adaptado igualmente a las exigencias actuales y de futuro. En este sentido, el Ministerio de Justicia se comprometió durante la negociación de las trasferencias a hacerse cargo de los gastos de construcción de una nueva Audiencia Provincial. Se pide, pues, que dicho compromiso se cumpla con celeridad y eficacia.

Respecto de la creación de órganos jurisdiccionales en nuestra comunidad es evidente que ha sido claramente insuficiente. Por lo que respecta a Zaragoza, se ha puesto en marcha un único Juzgado, el de Violencia sobre la Mujer nº 2, que estaba al margen del proceso de creación ordinario de Juzgados, pues fue una creación efectuada por vía extraordinaria. No se ha puesto en funcionamiento, por tanto, ningún otro órgano jurisdiccional más, a pesar de las necesidades acuciantes existentes en el ámbito de la Jurisdicción Penal (Juzgados de los Penal) de la Jurisdicción Contencioso- Administrativa (Juzgados de lo Contencioso – Administrativo) y de la Jurisdicción Civil (Juzgado de lo Mercantil) en Zaragoza. En Huesca se precisa un nuevo Juzgado de Primera Instancia e Instrucción.

Esperamos, pues, que dichas carencias sean resueltas con la mayor brevedad en aras al deseable y necesario buen funcionamiento de la Administración de Justicia en nuestra Comunidad.

Respecto a la asunción por parte de la Comunidad Autónoma de las competencias, que ya es inminente, sería aconsejable una dotación correcta de medios personales y materiales que sirvan de sustento al Poder Judicial. La atención permanente a un servicio público de calidad, merece, a nuestro juicio, una Consejería con competencias exclusivas en materia de Justicia. En cualquier caso, la gestión autonómica de la Administración de Justicia debería traducirse en “un salto de calidad” respecto de la situación anterior. La Administración Autonómica se enfrenta a un nuevo reto en un momento delicado, pues la puesta en marcha de la Oficina Judicial vendrá acompañada de reformas procesales y orgánicas que exigirán adaptaciones de todo tipo.

Por ello, le damos un voto de confianza a la Diputación General de Aragón y pedimos un diálogo permanente con las asociaciones judiciales en todos los asuntos relacionados con la Administración de Justicia.

Zaragoza 17 de septiembre de 2007.

Fuente: Sección Territorial Aragón