Supresión de Jueces sustitutos

09/06/2006 – Comunicado

 

Recientemente ha aparecido en prensa la noticia de que el Gobierno quiere limitar al máximo que se pueda recurrir a Jueces sustitutos para cubrir las vacantes y permisos de los jueces titulares, dando a entender que existe un uso abusivo y generalizado.

 

El Foro Judicial Independiente considera de interés hacer las siguientes precisiones:

 

1.- La utilización de Jueces sustitutos no es satisfactoria para los ciudadanos pues su petición de tutela judicial es atendida por un profesional cuyas garantías de independencia no son las deseables (su nombramiento es por años) y que no ha pasado los controles para garantizar su competencia y capacidad que se exigen a los Jueces titulares. El rechazo al sistema es compartido por la mayoría de la Carrera Judicial.

 

2.- Las soluciones para abordar el problema pueden ser variadas (proponemos crear en cada provincia un número de plazas cubiertas por Jueces titulares cuya única misión fuera atender las vacantes), pero en ningún caso se puede resolver a costa de la degradación de la función judicial y del esfuerzo personal de los jueces titulares, porque en situaciones extraordinarias se les puede exigir, como de hecho impone la ley, que realicen las tareas más urgentes e inaplazables de otros juzgados, pero no que dupliquen su trabajo, ya de por si muy elevado, porque no sólo está fuera de la capacidad laboral, sino que, de este modo, se facilita que se tomen decisiones apresuradas sin contar con el tiempo adecuado.

 

3.- La reforma propuesta por el Ministerio de Justicia no pretende la mejora del servicio al ciudadano ni respeta los derechos los Jueces, sino que persigue, exclusivamente, la mera reducción de costes, porque se pretende que los Jueces titulares sustituyan de forma gratuita durante los diez primeros días, para posteriormente pagarles una cantidad casi simbólica, muy por debajo no ya de lo que ahora cobran los propios Jueces sustitutos sino lo que se les abona a los titulares por la hora ordinaria de trabajo, además, se les exigen unos objetivos irracionales, hasta el punto de que para retribuirles la función que realizan en el juzgado que sustituyen deben superar el 60% del rendimiento establecido para ese juzgado. En cualquier ámbito laboral esto sería considerado simple y llanamente una explotación intolerable.

 

En estas condiciones el Foro Judicial Independiente cree que, por dignidad profesional, es comprensible la reticencia de los Jueces a sustituir en otros órganos judiciales y que acepten, como mal menor, la existencia de Jueces sustitutos en tanto no se arbitren soluciones más racionales y respetuosas con nuestros derechos laborales y con los intereses de los ciudadanos.

 

Fuente: Foro Judicial Independiente