Sobre la reforma de la L.O.P.J.

 

15/01/2006 – Artículo

 

El anteproyecto de L.O. de la Ley/61985 de 1 de julio del Poder Judicial aprobado recientemente por el Consejo de Ministros ha dado luz verde,de momento,a la novedosa preencia en nuestra vida judicial de los juzgados de proximidad y de los Consejos de Justicia,de entrada hay que indicar que el Gobierno ,tal vez preocupado por las criticas unánimes al anterior anteproyecto,ha plegado velas en algunos aspectos ,creando una nueva categoría judicial y modificando el sistema de elección de los jueces de proximidad,que en el anterior, escandalosamente involucraba a los Ayuntamientos ,manteniendose respecto a los Consejos de Justicia identica configuración aun cuando ambas figuras siguen inspirando numerosas dudas como veremos a continuación.

 

En cuanto a los juzgados de proximidad,su justificación radica ahora en la necesidad de dar respuesta judicial rapida a la “patología procesal de las grandes ciudades” el problema sigue siendo si la nueva figura podrà dar una respuesta de calidad a las demandas de los ciudadanos.

 

Vayamos a las competencias .Los nuevos juzgados tendràn competencias sobre conocimiento y fallo de determinados juicios de faltas(Ap.1 del art.14 de la L.E.Cr.) sobre sanciones admvas. de las entidades locales menores de 1000€(art.7 bis de la Ley 29/1998 de 13 de julio reguladora de la jurisdicción contencioso-admva) y sobre juicios verbales del ap.2 del art.250 L.E.C., proceso monitorio que no exceda de 3000€, desahucio por falta de pago o cantidades debidas,asì como tercerìas de dominio en ejecuciòn de sus propias sentencias y rescisiòn de S. firmes y nueva audiencia al demandado rebelde (art.46 bis L.E.C.)

 

Se trata como dice la exposición de motivos de asuntos de menor entidad y escasa complejidad, en el fondo vuelve a surgir la figura de los suprimidos juzgados de distrito,con objeto de desatascar la carga de trabajo en los juzgados de instrucción o 1ª Instancia de las grandes capitales.

 

En cuanto al sistema de selección surge la polèmica.En primer lugar los aspirantes a jueces de proximidad seràn juristas de màs de 6 años de ejercicio profesional,ha de entenderse que dado el largo periodo de reciclaje hasta poder adquirir la categoría de juez (15 años en total) solo profesionales de escasa relevancia aspiraràn al puesto, lo cual es grave pues se entra única y exclusivamente por la vìa del concurso de mèritos y no por oposición, algo insólito hasta la fecha.

 

Las plazas son convocadas por el C.G.P.J.a instancia del Ministerio de justicia o de las Comunidades Autònomas expresando el municipio donde se producen las vacantes y el nº de plazas.

 

La selección consiste en un concurso de mèritos a imagen y semejanza del cuarto turno para magistrados (art.313) si bien se atiende al conocimiento de lengua y el derecho propio de las Comunidad Autònomas donde se convoquen,esto ùltimo no parece razonable al ser escasas las normas de derecho propio a aplicar por dichos juzgados.Se añade la elaboración de un dictamen propio de la materia relativa a la justicia de proximidad y la entrevista que prevee el ap.7 del art.313.

 

En cuanto al Tribunal de selección, lo componen el Presidente del T.S.J. o Magistrado en delegaciòn, un Fiscal,un abogado con 10 años de experiencia, un Catedràtico o Profesor universitario y un Secretario.podrìa haberse añadido un Magistrado del A.P. o de la Sala de lo Contencioso que son los òrganos funcionalmente superiores de los nuevos juzgados, de cualquier manera se trata de un Tribunal autonòmico,lo que a parte de sustraer al C.G.P.J. facultades que le son propias (at.107-4º LOPJ.) ensancha peligrosamente el grado de conocimiento personal entre los aspirantes y los miembros del Tribunal.Finalmente los que superan las pruebas y el curso de formación en la Escuela Judicial ocuparàn las plazas en el municipio para el que fueron seleccionados(art..301 bis e) gozando de las prerrogativas como miembros de la Carrera Jjudicial (Disposición adicional 4ª ) Al cabo de 9 años pueden acceder ala categoría de Juez con el informe favorable del Consejo de justicia (art.301 bis) en caso de informe desfavorable aunque nada dice el precepto parece que en principio no podràn acceder,ello conllevarìa a que de dicho informe dependiera el acceso o no en la categoría de juez ,lo cual serìa insostenible.

 

Las disposiciones finales preveen la puesta en funcionamiento de la nueva demarcaciòn en dos años,si nos atenemos a la justificación que da la exposición de motivos para su creación ,solo en grandes urbes muy contadas harìa necesaria su presencia,me temo que pesen màs la conveniencia polìtica y se creen en lugares innecesarios y si a ello se une las facultades que para la creación y transformaciòn de organos judiciales se da al Gobierno (art.20,1 de la Ley de Plantas) el puzzle se completa dando lugar a una probable amortización de juzgados de 1ª instancia o de Instrucciòn para dar paso a juzgados de proximidad dirigidos no nos olvidemos al 100% por Juristas elegidos por concurso de mèritos.

 

Finalmente prevee el Anteproyecto que el personal de los juzgados de proximidad en Comunidades transferidas sean funcionarios de la Comunidad o del Ayuntamiento,asì como que las instalaciones y medios materiales puedan estar a cargo del Ayuntamiento y la determinación del edificio.(art48 bis de la Ley de Plantas.)

 

En consecuencia no parece necesaria la creación de los juzgados de proximidad ,hubiera bastado un simple aumento de juzgados en aquellas capìtales congestionadas, en todo caso de considerarse necesaria su creación acudir a un sistema centralizado de oposición con un temario reducido y a lo suma reservar una parte de las vacantes para Juristas, siendo de dudosa constitucionalidad la cuestión de que pueda introducirse una nueva categoría Judicial ,incluido su ascenso a Juez ,al margen del C.G.P.J.

 

La otra cuestión no menos preocupante la ocupan los Consejos de Justicia.

Dicho òrgano lo componen el Presidente del T.S.J.,los Presidentes de Sala del Tribunal,los Presidentes de las A.P., los elegidos en nº igual a los natos,juristas de reconocido prestigio en igual nº, el Fiscal Jefe y el Decano.

 

Surge la novedad respecto al Anteproyecto en que distingue las Comunidades Autonomas cuyo territorio corresponda màs de 4 provincias en los que entran a formar parte unicamente la mitad de los Presidentes de las A.P. estableciendose un turno anual,reduciendose en consecuencia el nº de miembros elegidos y de Juristas lo que carece de justificación.

 

Los Juristas los eligen por 3/5 las Asambleas Legislativas(art.148 ter) y se sigue insistiendo(art.148 ter ultimo pàrrafo) en que no podràn ejercitar actividad profesional alguna incompatible o que perturbe la independencia judicial por lo que se abre el portillo de una compensación econòmica a tal efecto.

 

En el art. 148 quater se enumeran los òrganos del Consejo: Presidente,Pleno, Comisiòn Permanente y Comisiòn Judicial,esta ùltima formada por miembros judiciales pero con escasas funciones (p.1º a 4º del art 152 y el p.5º del art. 148 quinquies) prácticamente reducida a la aprobación de normas de reparto y sustituciones.

 

En cuanto a las funciones del Consejo a parte de las que actualmente realizan las Salas de Gobierno(art.152) se unen las novedades que contempla el art.148 quinquies como el informar sobre los nombramientos discrecionales de cargos judiciales en la Comunidad ,en este apartado si el Consejo Central se aparta de este informe debe motivar el nombramiento.Igualmente tendrà las funciones que delegue el Consejo Central por mayorìa de 3/5,dependerà pues del talante màs o menos descentralizador que tenga el Consejo de Madrid para que el autonòmico tenga funciones propias .El nº3 del art. 148 quinquies permite asumir funciones al Consejo en materia de justicia que en el àmbito de las competencias propias de las comunidades autònomas le atribuyan los estatutos de autonomìa .En materia de funcionamiento del consejo es significativo lo que dispone el nº7 del art.148 sexies al indicar que los acuerdos de la comisiòn permanente y judicial dictados en ejercicio de las funciones establecidas por los estatutos de autonomìa en el àmbito de las Comunidades Autònomas seràn recurribles unicamente ante el Pleno del Consejo.

 

En conclusión el Estatuto de Autonomìa puede permitir al Consejo de Justicia dirigir y controlar una justicia propia al margen de la del Estado con olvido de lo dispuesto en

el art.149-5 de la Constituciòn.

 

Las elecciones a las nuevos Consejos se rigen por el art.151 manteniendose el sistema de listas abiertas pero limitando el voto de los electores como màximo a dos tercios de los candidatos, el procedimiento es anàlogo al actual.

 

Como ya hemos dicho el art.148 ter prevee la entrada en el nuevo consejo de juristas de reconocido prestigio en igual nº al de natos,puesto que es evidente que las sensibilidades de opinión del Consejo Central seràn coincidentes con parte de las de los vocales elegidos por las Comunidades se consigue de una manera sutil una forma de control de los nuevos Consejos ,lo que con la composición de las actuales Salas de Gobierno no se conseguìa,a pesar de que ya el anterior ejecutivo habìa sustituido hábilmente el sistema de nombramientos de los presidentes de la Sala de lo Contencioso Admvo. y de la de lo Social de los T.S.J. y es claro que con todos mis respetos a los excelentes compañeros ,que los hay en gran nùmero y que comparten en la actualidad labores gubernativas con los electos,no es lo mismo la dependencia discrecional del propio Consejo con la “espada de Damocles” de la renovación en el cargo que la independencia derivada de la elecciòn directa por el Colectivo Judicial asì pues los electos y el Decano pasan a ser minorìa tanto en el Pleno como en las Comisiones por lo que las elecciones a la Salas de Gobierno que eran hasta la fecha una de las pocas vìas de representación directa junto con los Decanos que nos quedaba, se convierten en papel absolutamente mojado,las Asociaciones nos deberíamos plantear si merece la pena acudir a las mismas en estas condiciones.

 

Finalmente en este apartado una reflexiòn ,si el propio Consejo Central en sus 25 años de existencia se ha ido sumergiendo poco a poco en una crisis de identidad e ineficacia absoluta derivada de una mala praxis politico judicial ,es ilusorio pensar que esta situación cambie simplemente por extrapolarla a los 17 Consejo Autonòmicos .

 

En el proyecto se ha suprimido la referencia al òrgano colegiado de Juristas de reconocido prestigio para informar de los nombramientos discrecionales de cargos en la Comunidad que preveìa el anterior Anteproyecto en el art.129 bis y se sigue manteniendo la llamada en el art.119-3 del proyecto a los Vocales del C.G.P.J. ante el Congreso y Senado para informar en relaciòn con la actividad del C.G.P.J.

 

En conclusión: La creaciòn de los juzgados de proximidad y de los Consejos de Justicia carece de justificación alguna en el actual organigrama de la Admón. de Justicia del Estado,salvo que se deba a razones exclusivas de oportunidad polìtica.existiendo dudas màs que razonables sobre la constitucionalidad de algunas de las previsiones que prevee la reforma en materias tales como la selección de los jueces de proximidad o de las facultades de los Consejos de Justicia.

 

 

Fuente: Julián Carlos Arqués Bescós