Debido a la repercusión mediática que el asunto está teniendo, y el que presumiblemente seguirá teniendo dadas las últimas noticas habidas al respecto,  FORO JUDICIAL INDEPENDIENTE se adhiere a los comunicados que días anteriores han emitido sobre ello la Asociación Profesional de la Magistratura y la Asociación de Jueces y Magistrados Francisco de Vitoria.

Y como ellas rechazamos por inadmisibles las críticas vertidas desde instituciones públicas o por personas con responsabilidades políticas contra los jueces que, con pleno conocimiento del asunto, oyendo a todos los implicados y aplicando la normativa del caso, han decidido o están decidiendo sobre ello.

Vivimos en un Estado de Derecho, lo que significa que cuando hay un conflicto, y en materia de familia los conflictos están a la orden del día, su resolución pasa por acudir a un juez y que éste resuelva aplicando el derecho vigente. Desde el momento en que, sin respetar la división de poderes y, por ende, la independencia judicial, dichas resoluciones no se respetan por quienes tienen responsabilidades públicas y, lo que es peor, se anima por éstos a incumplirlas, lo que en verdad se está haciendo es atacar ese Estado de Derecho y defender una sociedad donde cada uno resuelva sus problemas por la fuerza, una sociedad pre-democrática donde la razón la obtenga el que más coerción pueda ejercer, independientemente de la fuerza de sus argumentos.

Por ello, y ante el irresponsable silencio del Consejo General del Poder Judicial,  mostramos nuestro apoyo a los compañeros jueces que han resuelto y siguen resolviendo sobre este tema, y animamos al conjunto de los ciudadanos a que reflexionen  acerca de cómo quieren que sus conflictos sean resueltos, si por unos tribunales imparciales aplicando las leyes, o ellos mismos aplicando la fuerza que puedan o les dejen ejercer.

En Madrid, a 22 de agosto de 2017

 

LA COMISIÓN GESTORA DE FORO JUDICIAL INDEPENDIENTECOMUNICADO DE FJI SOBRE EL CASO DE JUANA RIVAS